Asado y Parilla

Asado dónde, cómo y cuándo quiera

Asado dónde, cómo y cuándo quiera

Conozca las ventajas de tener un grill a carbón portátil

¡Seamos sinceros: tener un grill a carbón en casa es todo lo que está bien! Y no importa si come o no carne, porque los vegetales asados a la brasa tienen un sabor muy especial. Ni que hablar de ananá con canela para finalizar…


Y con un grill a carbón portátil todo queda aún mejor. Además de más prácticos, son fáciles de montar y limpiar, consumiendo menos carbón que un grill a carbón construido con albañilería. Sin hablar del encanto.




Por ejemplo, imagínese llevar a la familia al litoral durante el fin de semana y la casa de playa no tiene grill a carbón. Busque un espacio en el baúl y lleve también el TCP-560L, que además de muy fácil de montar y económico, también tiene rueditas en caso de que comience a llover.




Pero si lo que desea es impresionar con el asado al borde de la piscina, con una carne especial que exige alguna temperatura de cocción específica, la ideal es el TCP-450L con termómetro en la tapa. ¡Ningún asado se pasará del punto y además saldrá bien en la foto!